Archivo mensual: julio 2016

La Burbuja Móvil – Phubbing Hell!

Fotografía de Almudena Cáceres

Fotografía de Almudena Cáceres

Creo que me estoy haciendo mayor porque de verdad no entiendo nada de lo que veo a mi alrededor. El tema de la tecnología me supera, quizá el hecho de que no la domino puede ser parte del problema, pero aun así no entiendo la relación que los humanos tenemos con ella. En las clases de teatro te enseñan a expresarte y a dirigir tus emociones para comunicarlas a los demás, aunque uses esas enseñanzas básicamente en el trabajo de actor o actriz, eso también te hace replantearte tu relación con el resto de los seres humanos. Si eres una persona tímida, aprendes a romper esa barrera para comunicarte, aunque te cueste y cuando lo consigues te sientes mejor. Me gusta ver a mis amigos, mirarles a los ojos, tener una conversación, darles un abrazo y  un beso de despedida. Todos estamos muy ocupados y por supuesto estamos en contacto gracias a las redes sociales pero para mí eso no es lo ideal. Tras esta reflexión salgo a la calle y me encuentro con una infinidad de cueros cabelludos, gentes sin rostro que viven doblad@s y pegad@s  a una pantalla,  amigos reunidos en una terraza que no hablan entre sí, incluso amigos que hace tiempo que no se ven pero que se sientan en un restaurante para comer y dedican la mayor parte de la comida a contestar sus mensajes o vete a saber qué; jóvenes amantes que en vez de estar comiéndose a  besos ni siquiera se miran a los ojos o parejas aburridas de sí mismas que encuentran una escapatoria hundiéndose en las profundidades de la red para no enfrentar su hastío. Algunos sociólogos dicen que esta obsesión está motivada por el miedo a ser excluido pero al final terminamos no participado en la vida real.

No estoy en contra del progreso, no estoy en contra de la tecnología porque entre otras cosas sirve para curar a la gente o para desenmascarar la corrupción entre tantas otras cosas, pero si estoy en contra de que se haya convertido en una nueva religión, es decir en una nueva fórmula para no pensar, para tener la mente ocupada a todas horas y no enfrentarnos a nuestra propia existencia. Cada vez hay más atropellos causados por gente que no deja de mirar su móvil cuando cruza una calle o accidentes porque él o la que conduce está pendiente de su wassap. ¡Es el colmo del absurdo poner en peligro tu existencia y para hacerte un selfie al borde de un acantilado, calcular mal y caerte! Tengo que reconocer que dedico tiempo a las redes como todos y sonrío con las fotos de gatitos como la que más, pero os aseguro que intento encontrar un equilibrio, aunque cada vez resulta más y más difícil. No sé a dónde va a llegar todo esto. ¿Somos nosotros los que dominamos a las máquinas o son ellas las que nos van  dominando a nosotros poco a poco? Sé que lo que estoy diciendo no es nada original y probablemente mi forma de ver las cosas tiene que ver con mi edad, pero de verdad creo que estamos perdiendo algo, aparte de tiempo, algo que tiene que ver con pensar, imaginar, soñar despiert@, algo que se encuentra en la profundidad de nuestra alma, algo que nos ha hecho mejorar y buscar respuestas a las eternas preguntas ¿quiénes somos? ¿de dónde venimos?¿a dónde vamos?. Y ahora viene la ironía del asunto yo he publicado esto en el blog y si lo lees es porque estas utilizando las redes sociales, sino no lo hubieras visto. ¡Vivo en un mar de contradicciones!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Tonterias de Marina

Turner: the Illuminator

Slave-ship Museum of Fine Arts Boston painted by J. M. W. Turner

Slave-ship Museum of Fine Arts Boston painted by J. M. W. Turner

 

A sweet tormented soul

in a grumpy unrefined body,

looking through the light

with the sight of an angel,

with the hands of a king

in a rainbow kingdom.

He left us the future

in his colored wisdom,

he left us nature

in the art of his vision.

Marina Carresi 2016

When I see what is happening with the refugees I can’t help thinking that if J. M. W. Turner had been alive he would have painted a similar picture.

3 comentarios

Archivado bajo My English Stories