Archivo mensual: marzo 2018

La Sombra del Cuchillo

Este fue el primer relato que publiqué. Habla de la indefensión que una mujer siente cuando vuelve a casa sola por la noche. Habla del miedo y de la superación del miedo. Hoy 8 de marzo del 2018 día en que las mujeres hemos decidido alzar la voz vuelvo a publicarlo por si sirve de algo.

marinacarresi

Un hombre escondido, amenaza en la noche. Un hombre escondido, amenaza en la noche.

Marga vivía con su madre Eloísa en Barcelona en una casa que solo tenía cinco pisos pero con muchas escaleras entre cada planta. Hoy sería una casa antigua pero para los años sesenta era una de tantas casas con barandillas de hierro y posa manos de madera y por supuesto, sin ascensor. Cada planta constaba de dos puertas una al lado de la otra con sus consiguientes viviendas y en frente un pasillo que te llevaba a las escaleras para subir a la siguiente planta. Marga viajaba mucho, era modelo y era bonita pero sabía vestirse y maquillarse tan bien que resultaba mucho más hermosa que la mayoría de sus compañeras. Marga tenía dos hermanos Julia y Ricardo que habían dejado la Ciudad Condal para buscarse la vida en otros mundos. Ricardo vivía en Francia y se había hecho músico siempre viajaba con…

Ver la entrada original 1.367 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Actrices y Acoso Sexual en 1994

Marina Carresi 1994

A principios de los 90, poco después de que se creara la Unión de actores, me apunté a la comisión de la Mujer porque me parecía que la forma en que se trataba a las actrices no era ni mucho menos igualitaria. Me pidieron que escribiera un artículo sobre el acoso sexual (artículo que incluyo abajo por si a alguien le puede interesar) para la revista de la Unión de Actores (revista nº27. Abril – Mayo 1994).

Mi experiencia en la comisión no fue muy fructífera, de hecho en una de las reuniones con otras compañeras mi asombro fue mayúsculo cuando una de ellas, sin el menor sonrojo, declaró que en realidad las actrices no teníamos muchos problemas por el hecho de ser mujeres, cuando era un secreto a voces que conseguir papeles protagonistas a cambio de sexo era una práctica generalizada. El otro momento glorioso que me hizo abandonar definitivamente la comisión de la mujer fue cuando en un congreso que se celebró en la Casa de América se repartieron las salas donde se iban a celebrar las reuniones de las comisiones. Por alguna razón inexplicable la reunión de la comisión de asuntos europeos y la comisión de la mujer se celebraban juntas a la misma hora y en la misma sala. Recuerdo que era justo antes de comer porque después de haberse debatido todos los asuntos referentes a los actores y actrices en Europa el presidente de la mesa dijo: bueno pues ya podemos ir a comer. Atónita, una vez más, levante la mano y pregunté: ¿es que no vamos a tratar el tema de las mujeres? Así que durante unos diez minutos unos actores y actrices hambrientos interpretamos la farsa de que este era un tema de importancia.

Hace tanto tiempo, 29 años, que realmente no me acuerdo de los detalles pero lo que sí recuerdo es mi frustración. No estoy culpando al sindicato de la Unión de Actores que es un sindicato fundamental y ha ayudado a mucha gente para que se respetaran sus derechos como trabajadores, lo que realmente me impresiona es que hayamos llegado hasta el 2018 para que unas actrices en EEUU hayan empezado a denunciar la situación del acoso en el trabajo y en España se esté empezando a hablar y a denunciar este tema. Leo el artículo ahora y me parece estar en un dèjá vu porque veo que en la sociedad realmente casi  nada ha cambiado. Me gustaría ser optimista pero dadas las cifras de mujeres asesinadas, mujeres que han perdido sus puestos de trabajo, mujeres que no pueden ascender por el techo de cristal, y eso en el los países democráticos porque del resto del mundo mejor no hablar, mi optimismo respecto a la situación de la mujer está bajo mínimos. No sé, será que con la edad los muros de granito no me dejan ver el bosque.

Revista Unión de Actores nº27. Abril – Mayo 1994 – Artículo escrito por Marina Carresi

Revista Unión de Actores nº27. Abril – Mayo 1994 – Artículo escrito por Marina Carresi (2)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Política de género