La última avería

The Wounded Angel  by Hugo Simberg  (El Angel Herido)

Temes a los hospitales

porque los fantasmas

te recuerdan

que no eres inmortal.

 

Olor de adioses,

sabor a dolor,

y el miedo se agazapa

en las esquinas

jugando al escondite

con la parca.

 

El cansancio juega

con la sonrisa

en un baile

de blancas palomas que

nos transportan averiados

como coches al taller.

 

La esperanza no se va,

esa hermana silenciosa,

se apoya en nuestro hombro

mientras nos hacemos cruces

para que esta no sea

nuestra última avería.

 

Marina 29-6-2019

Este poema está dedicado a mi amiga Julie que murio inesperadamente esta semana.

4 comentarios

Archivado bajo Poemas

4 Respuestas a “La última avería

  1. Siento mucho lo de tu amiga, Marina; cuando esas cosas vienen de improviso duelen aún más…

    Besos fuertes,

    María

  2. Gracias María, hacía algún tiempo que no la veía pero la conocía desde hace años porque trabajaba con nosotros en los audios de las revistas. También estaba en el grupo de teatro inglés Madrid Players y era una actriz fabulosa, con un gran sentido del humor y especialmente buena en la comedia. La vamos a echar de menos.

  3. Que quede el buen recuerdo de tu amiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.