Archivo de la etiqueta: poema

África en su jardín

Jardín africano 2019 – photo by Marina Carresi

 

Los árboles de su jardín

Susurran a las libélulas

Que se esconden en sus ramas

Y rozando el agua danzan frenéticas,

Sobrecogidas por la belleza.

 

Sobre sus copas, el cielo azul

Acaricia el pequeño lago

Rodeado de piedras dormidas

Y sientes que un trozo de África

Sube de tus piernas a la cintura.

 

Los pájaros celebran el jardín secreto

Salvaje, tranquilo y oculto

Como una isla en suave rebeldía

En medio de la organizada hipocresía

De los eternos céspedes.

 

Para Lois, Julio 2019.

2 comentarios

Archivado bajo Poemas

La última avería

The Wounded Angel  by Hugo Simberg  (El Angel Herido)

Temes a los hospitales

porque los fantasmas

te recuerdan

que no eres inmortal.

 

Olor de adioses,

sabor a dolor,

y el miedo se agazapa

en las esquinas

jugando al escondite

con la parca.

 

El cansancio juega

con la sonrisa

en un baile

de blancas palomas que

nos transportan averiados

como coches al taller.

 

La esperanza no se va,

esa hermana silenciosa,

se apoya en nuestro hombro

mientras nos hacemos cruces

para que esta no sea

nuestra última avería.

 

Marina 29-6-2019

Este poema está dedicado a mi amiga Julie que murio inesperadamente esta semana.

4 comentarios

Archivado bajo Poemas

Cuando Sea Mayor

Marina Carresi a los 6 años
Photo by P A López

Cuando sea mayor

no me convertiré en vampiro,

ni seré el espectro

oscuro y terrorífico

que no cree en la luna.

 

Cuando sea mayor

seguiré jugando con mi gato,

siempre loco, amarillo,

buzo eterno en mis caricias.

 

Cuando sea mayor,

no tendré una casa

de inmaculados muebles,

oliendo a tristeza,

podridos de mentiras.

 

Cuando sea mayor,

huiré de la sonrisa

en piedra custodiada,

falsa pariente

de la carcajada altiva.

 

Cuando sea mayor,

tendré sonrisas convertidas

en flores perfumadas,

y arrancaré la infancia

de baúles remotos.

 

Rescataré a la niña

del álbum carcelero

y las paredes huecas,

para que juegue siempre

con los espejos nuevos.

 

He rescatado este poema que escribí hace muchos años, no era una niña pero era muy joven. Era toda una declaración de intenciones y ahora, en la madurez, me alegra ver que no estaba muy equivocada. Estoy en el trabajo de rescatar a esa niña “para que juegue siempre con los espejos nuevos”.

8 comentarios

Archivado bajo Poemas

Cronos

 

Esta es la foto del reló de mi amigo Hamish. Me pareció estupendo para ilustrar este poema.

 

Me rodeas y me aplastas

como a un muñeco

manejado a tu antojo.

Me quitas la libertad de ser,

de sentir los sueños encerrados.

Me ahogas, me aprisionas,

te aproximas y me aparto

pero ahí estás, impasible,

vivo en las manos de la gente,

vivo en los relojes de las calles,

vivo en los pasos apresurados,

y estando tú vivo,

nosotros moriremos.

 

2 comentarios

Archivado bajo Poemas

¡Cuídate, América, del Dragón de Fuego!

El Dragón de Fuego
Fotomontaje Marina Carresi

Las calles de América

están asustadas,

lloran y tiemblan

ante el dragón de fuego

que expulsa llamas

de su gigante boca

podrida de avaricia

asco y miseria.

 

El infierno

abrió sus fauces

para dejarle salir

con su sonrisa

malévola,

llevando el odio

sembrando el miedo

y agitando su bandera.

 

Su arrogancia

transporta

la oscura antorcha

de la mentira obscena,

para quemar los bosques

envenenar el aire

emponzoñar el agua

sembrar la guerra.

 

El dragón de fuego

ha venido

¿le hemos dejado entrar

para destruir la tierra?

Junio 2018

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Un Meteorito en mi Cabeza

Un meteorito en mi cabeza – Marina Carresi photo by Nick Franklin – Montaje  by Marina Carresi

Este dolor que cruza mi mente

me saluda todos los días

al despertar,

abriendo el baúl escondido

de todos los fantasmas pasados.

Un pesado meteorito

de recuerdos

se incrusta en mi cabeza,

al salir de mi noche

de sueños

de surrealista locura.

Y camino por la casa

tambaleándome,

como un payaso borracho.

Mi historia y las otras

se mueven en la piedra

como moléculas inquietas,

entrando y saliendo

de mi cerebro poseído.

Un té con tostadas

elevará al meteorito,

y en una nube flotante

me seguirá como un perro,

inseguro e inquieto,

dispuesto a saltar

cuando menos lo esperas.

Abril 2018

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Horas oscuras

 

Déjame llorar – Marina Carresi photo by Nick Franklin 1990

En las horas oscuras

un cuchillo de dolor

te atraviesa garganta,

atrapando tus palabras

en una red perversa.

 

Las perdidas te aplastan

como un bloque de cemento

del que intentas escapar,

corriendo sin moverte

fuera del tiempo,

atada al pasado

por un hilo invisible

sujeto a la tierra.

 

 Como funambulista ciega

 caminas por la cuerda

que soporta el frágil

suspiro de la vida.

Al borde del precipicio

contemplas el mar

y ves la vida pasando

lejos, lejos de ti.

 

En una inmensa pecera

de peces alocados

vemos a los demás

 a través de un cristal.

 Todo está en la pantalla,

todo delimitado

por una realidad de espejos

desvirtuada y falsa

en un mundo, vacio

de cálidos abrazos.

 

Quisiera no caer en el pozo

de los lamentos perdidos,

sé que saldré pero

ahora déjame llorar

por todo lo que dejé

en el camino,

déjame llorar

por lo que no pude cambiar,

déjame llorar por lo que fui,

déjame llorar por lo que soy,

déjame llorar, sólo hoy

déjame llorar.

Abril 2018

2 comentarios

Archivado bajo Poemas