Archivo de la etiqueta: poesía

La última avería

The Wounded Angel  by Hugo Simberg  (El Angel Herido)

Temes a los hospitales

porque los fantasmas

te recuerdan

que no eres inmortal.

 

Olor de adioses,

sabor a dolor,

y el miedo se agazapa

en las esquinas

jugando al escondite

con la parca.

 

El cansancio juega

con la sonrisa

en un baile

de blancas palomas que

nos transportan averiados

como coches al taller.

 

La esperanza no se va,

esa hermana silenciosa,

se apoya en nuestro hombro

mientras nos hacemos cruces

para que esta no sea

nuestra última avería.

 

Marina 29-6-2019

Este poema está dedicado a mi amiga Julie que murio inesperadamente esta semana.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Poemas

Cristina Sánchez-Andrade y sus niños llenos de árboles

Cristina Sánchez-Andrade en la librería Rafael Alberti 21-5-2019   Photo by Marina Carresi                  

El pasado 21 de mayo estuve en la presentación del libro de poemas “Llenos los niños de árboles” de la escritora Cristina Sánchez-Andrade en la librería Rafael Alberti de Madrid. La presentación estaba a cargo de la periodista Carmen Sigüenza. Fue un éxito de asistencia. Cristina contestó a las elaboradas preguntas de la periodista y explicó el significado de algunos de sus poemas con la sinceridad que la caracteriza, incluso reconociendo que había poemas cuyo significado ni siquiera ella misma podía explicar.

Cristina Sánchez-Andrade Librería Rafael Alberti 21-5-2019   Photo by Marina Carresi                        

Cristina y la enseñanza

Digo con la sinceridad que la caracteriza porque Cristina es mi profesora. En septiembre de este año di el paso decisivo de apuntarme a un taller literario. Todos tenemos derecho a soñar y mi sueño es escribir una novela sobre un tema que lleva dando vueltas en mi cabeza desde hace más tiempo del que yo imaginaba. Aunque he estado en talleres antes, eran más enfocados al teatro, como el que hice hace años con el escritor y director de teatro Fermín Cabal. Siempre me ha gustado escribir, conservo diarios y otros escritos desde que era una niña. Con este sueño llegué al taller de Cristina Sánchez-Andrade y aunque convertir un sueño en realidad es una dura tarea, Cristina ha estado ahí haciéndonos trabajar y aprender sin tregua. Su crítica exigente pero constructiva, su forma creativa de enseñar haciéndonos participar y fomentando el espíritu crítico me ha abierto los ojos a un nuevo camino para recorrer tan interesante como difícil. No sé cuándo acabaré mi novela o si lo conseguiré, pero lo que sé es que he aprendido mucho y le estoy muy agradecida.

Photo cover/portada by Dara Scully

La poesía de Cristina

 La poesía de Cristina es profunda, evocadora, a veces desgarradora, pero siempre honesta. En la presentación de su obra nos habló de la importancia de la memoria:

” Cuando alguien pierde sus fotos, por ejemplo en un incendio o una inundación, queda devastado porque pierde la memoria”.

También de la profunda herida que todos llevamos dentro:

“Todos tenemos una herida pero intentamos ocultarla. La idea universal de la herida que todos llevamos puede ser parte de nuestro secreto”.

Pero lo que realmente me impactó fue la anécdota que Cristina nos contó para reflejar la importancia que tienen las obsesiones a la hora de crear.  Dalí estaba tan obsesionado con el cuadro de El Angelus, del pintor francés Jean F. Millet, que en 1963 solicitó al Louvre que lo analizaran con rayos X. Bajo la capa de pintura en el cesto de patatas se descubrió una forma que parece un ataúd de un niño. Al parecer Millet cambió su cuadro, que representaba el entierro de un niño, por una imagen familiar menos dramática y que se ajustaba más a los gustos de la época. Pero Dalí que nació nueve meses  después de la muerte de su hermano primogénito, de alguna forma  pudo intuir el dolor que representaba ese cuadro y relacionándolo con su experiencia lo convirtió en su obsesión. De esta forma Cristina nos explicaba como los temas en la escritura están dirigidos por las obsesiones, y sobre todo en la poesía donde el viaje al interior de uno mismo es imprescindible.

 

Podéis encontrar la información sobre la obra y los premios de Cristina Sánchez-Andrade en wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Cristina_S%C3%A1nchez-Andrade

1 comentario

Archivado bajo Eventos y opiniones

Cuando Sea Mayor

Marina Carresi a los 6 años
Photo by P A López

Cuando sea mayor

no me convertiré en vampiro,

ni seré el espectro

oscuro y terrorífico

que no cree en la luna.

 

Cuando sea mayor

seguiré jugando con mi gato,

siempre loco, amarillo,

buzo eterno en mis caricias.

 

Cuando sea mayor,

no tendré una casa

de inmaculados muebles,

oliendo a tristeza,

podridos de mentiras.

 

Cuando sea mayor,

huiré de la sonrisa

en piedra custodiada,

falsa pariente

de la carcajada altiva.

 

Cuando sea mayor,

tendré sonrisas convertidas

en flores perfumadas,

y arrancaré la infancia

de baúles remotos.

 

Rescataré a la niña

del álbum carcelero

y las paredes huecas,

para que juegue siempre

con los espejos nuevos.

 

He rescatado este poema que escribí hace muchos años, no era una niña pero era muy joven. Era toda una declaración de intenciones y ahora, en la madurez, me alegra ver que no estaba muy equivocada. Estoy en el trabajo de rescatar a esa niña “para que juegue siempre con los espejos nuevos”.

8 comentarios

Archivado bajo Poemas

Cronos

 

Esta es la foto del reló de mi amigo Hamish. Me pareció estupendo para ilustrar este poema.

 

Me rodeas y me aplastas

como a un muñeco

manejado a tu antojo.

Me quitas la libertad de ser,

de sentir los sueños encerrados.

Me ahogas, me aprisionas,

te aproximas y me aparto

pero ahí estás, impasible,

vivo en las manos de la gente,

vivo en los relojes de las calles,

vivo en los pasos apresurados,

y estando tú vivo,

nosotros moriremos.

 

2 comentarios

Archivado bajo Poemas

¡Cuídate, América, del Dragón de Fuego!

El Dragón de Fuego
Fotomontaje Marina Carresi

Las calles de América

están asustadas,

lloran y tiemblan

ante el dragón de fuego

que expulsa llamas

de su gigante boca

podrida de avaricia

asco y miseria.

 

El infierno

abrió sus fauces

para dejarle salir

con su sonrisa

malévola,

llevando el odio

sembrando el miedo

y agitando su bandera.

 

Su arrogancia

transporta

la oscura antorcha

de la mentira obscena,

para quemar los bosques

envenenar el aire

emponzoñar el agua

sembrar la guerra.

 

El dragón de fuego

ha venido

¿le hemos dejado entrar

para destruir la tierra?

Junio 2018

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Un Meteorito en mi Cabeza

Un meteorito en mi cabeza – Marina Carresi photo by Nick Franklin – Montaje  by Marina Carresi

Este dolor que cruza mi mente

me saluda todos los días

al despertar,

abriendo el baúl escondido

de todos los fantasmas pasados.

Un pesado meteorito

de recuerdos

se incrusta en mi cabeza,

al salir de mi noche

de sueños

de surrealista locura.

Y camino por la casa

tambaleándome,

como un payaso borracho.

Mi historia y las otras

se mueven en la piedra

como moléculas inquietas,

entrando y saliendo

de mi cerebro poseído.

Un té con tostadas

elevará al meteorito,

y en una nube flotante

me seguirá como un perro,

inseguro e inquieto,

dispuesto a saltar

cuando menos lo esperas.

Abril 2018

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Horas oscuras

 

Déjame llorar – Marina Carresi photo by Nick Franklin 1990

En las horas oscuras

un cuchillo de dolor

te atraviesa garganta,

atrapando tus palabras

en una red perversa.

 

Las perdidas te aplastan

como un bloque de cemento

del que intentas escapar,

corriendo sin moverte

fuera del tiempo,

atada al pasado

por un hilo invisible

sujeto a la tierra.

 

 Como funambulista ciega

 caminas por la cuerda

que soporta el frágil

suspiro de la vida.

Al borde del precipicio

contemplas el mar

y ves la vida pasando

lejos, lejos de ti.

 

En una inmensa pecera

de peces alocados

vemos a los demás

 a través de un cristal.

 Todo está en la pantalla,

todo delimitado

por una realidad de espejos

desvirtuada y falsa

en un mundo, vacio

de cálidos abrazos.

 

Quisiera no caer en el pozo

de los lamentos perdidos,

sé que saldré pero

ahora déjame llorar

por todo lo que dejé

en el camino,

déjame llorar

por lo que no pude cambiar,

déjame llorar por lo que fui,

déjame llorar por lo que soy,

déjame llorar, sólo hoy

déjame llorar.

Abril 2018

2 comentarios

Archivado bajo Poemas