Archivo de la categoría: Uncategorized

Los Botones de G.

Me faltaba una imagen para completar la historia.

marinacarresi

Los botones de tia G.
-Ven Martita hija, toma – me ofrece dos billetes – siento no poderdarte más, pero…-es igual, tía – y realmente me da lo mismo. Su sola presencia me reconforta. El saber que aquí todo sigue exactamente igual que cuando nací. La vieja radio…- Tía, me la tienes que dar.- Ni hablar, me la pidió tu primo Jaume – Cajas, cajitas, cajones. Los botones se desparraman por todas partes, eso si, en un perfecto orden.
– Tiita ¿me dejas los botones para jugar a las vendedoras? – Bueno, pero luego lo dejas todo bien ordenado ¿vale?- Vale. ¿Cuantos botones quiere señora? Ah, muy bien, doce de los verdes y cuatro de los blancos. ¿Cómo? Ah si, señora, estos son de muy buena calidad.- Todo sigue igual, bueno, todo no. Las cosas siguen igual y ella también, un poco más mayor, pero…- Anda Martita acércame las tijeras.- ¿Cómo es posible que yo…

Ver la entrada original 123 palabras más

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

La Sombra del Cuchillo

Este fue el primer relato que publiqué. Habla de la indefensión que una mujer siente cuando vuelve a casa sola por la noche. Habla del miedo y de la superación del miedo. Hoy 8 de marzo del 2018 día en que las mujeres hemos decidido alzar la voz vuelvo a publicarlo por si sirve de algo.

marinacarresi

Un hombre escondido, amenaza en la noche. Un hombre escondido, amenaza en la noche.

Marga vivía con su madre Eloísa en Barcelona en una casa que solo tenía cinco pisos pero con muchas escaleras entre cada planta. Hoy sería una casa antigua pero para los años sesenta era una de tantas casas con barandillas de hierro y posa manos de madera y por supuesto, sin ascensor. Cada planta constaba de dos puertas una al lado de la otra con sus consiguientes viviendas y en frente un pasillo que te llevaba a las escaleras para subir a la siguiente planta. Marga viajaba mucho, era modelo y era bonita pero sabía vestirse y maquillarse tan bien que resultaba mucho más hermosa que la mayoría de sus compañeras. Marga tenía dos hermanos Julia y Ricardo que habían dejado la Ciudad Condal para buscarse la vida en otros mundos. Ricardo vivía en Francia y se había hecho músico siempre viajaba con…

Ver la entrada original 1.367 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Fuego de Vida y Muerte

Galicia se quema. Vuelvo a publicar esto por si alguien lo lee, por si alguien se da cuenta de lo que está pasando. Por si alguien cree que hay que hacer algo antes de que nos quedemos sin país, ese país que parece importar tanto pero que nadie de los que están al mando cuida como debería.

marinacarresi

Photo by USMC-090603-M-2016L-006

El fuego trajo la civilización, nos ayudó a convertirnos en lo que somos hoy. Dejamos de pasar frio, de comer carne cruda y nos ayudó a espantar a los peligrosos animales que nos devoraban. Gracias al fuego empezó el arte en las cuevas y su hipnótica magia dio lugar, posiblemente, al origen del sentimiento religioso. Nos dio luz para que pudiéramos sobrevivir y evolucionar. Todavía existen religiones como la de los Parsis que lo veneran. Siempre me pregunto cómo es posible que herramientas que son tan útiles para que nuestra vida sea mejor, se conviertan en un motivo de destrucción tan letal. El fuego sigue siendo un poder muy útil, pero al mismo tiempo conserva su aspecto sobrenatural ya que es una fuerza de la naturaleza que a duras penas podemos controlar.

Recientemente hemos visto como en Londres ardía la torre Grenfell, en un tiempo record, llevándose…

Ver la entrada original 641 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Los Que Se Quedan

Este poema lo publiqué hace tiempo en otras trágicas circunstancias, pero el sentimiento que me invade ahora, cuando pienso en las familias de las víctimas del los atentados en Cataluña, es muy parecido. Con él quiero expresar mi solidaridad y mi cariño hacia ellas. Agosto 2017

marinacarresi

Photo by Németh Zoltán Photo by Németh Zoltán
Los que se quedan
llevarán en el alma,
un agujero, un roto,
un dolor impreso
como un sello ardiente.
Sólo el tiempo y
el amor dormido
les rescatará
de su penuria.

Los que se quedan
tienen que levantarse
cada mañana
y ver el vacío,
el hueco permanente.
Como si un tornado
les hubiera arrancado
las entrañas.

¿Qué decir
a los que se quedan?
¿Como darles
consuelo?
¿Cómo calmar
su dolor,
que ahora
se clava,
perdidos
los sueños?

Solo el tiempo y el amor
podrán calmar
su sed inmensa.
Sólo el tiempo
y el recuerdo,
que acaricia las heridas,
les dará la paz
con su beso
impenetrable.
Solo el tiempo
curará con su ternura
a los que se quedan.

MarinaCarresi 25/7/2013

Dedicado a los familiares y amigos de las personas que fallecieron en el accidente de tren en Galicia el 24 de Julio del 2013.

Ver la entrada original

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

The Singularity

Nick Franklin

More and more these days you hear about the coming singularity (expected 2040?) when machines will surpass us in intelligence. Shortly afterwards, we are told, the machines will enslave[1] us. Well, I don’t know about you, but I already feel enslaved. I come home from shopping and begin to carefully load[2] my perishables[3] into the fridge, after what seems like 20 seconds an alarm goes off; the only way to stop it is if I shut the fridge and wait until it decides that sufficient time has passed for me to gain access to it again. So I shut the fridge and open the freezer for my frozen goods[4]. But just then the washing machine finishes and starts to bleat[5]; either I go and turn it off or every 15 seconds it will complain[6] with an ear-piercing[7] “bleep, bleep, bleep”. So…

Ver la entrada original 286 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cajajoyero.

Esta fue una de los primeros textos que escribí y creo que siendo el día de la madre aparte del objeto del que hablo (la cajajoyero), mi madre merece estar aquí también y yo con ella. La echo de menos y con el tiempo la echo de menos todavía más. En esta foto estamos felices y creo que refleja esos momentos en que podía estar con ella cuando no estaba trabajando.

marinacarresi

Cajajoyero Cajajoyero

Esta caja perteneció a mi madre y cuando ella murió una de mis obsesiones era quedármela. Cuando iba de camino a casa de mis padres no dejaba de pensar en que hueco iba a quedar vacío en mi alma si por cualquier razón hubiera desaparecido. Esta caja en su momento fue un pequeño joyero donde mi madre ponía algunos de sus abalorios, realmente no eran joyas sino broches con cristales brillantes de colores, colgantes variados alguna medalla y algún colgante o anillo que le habían regalado tras su participación en algún programa de televisión novela o teatro en los que había actuado. Como ya dije en mi introducción mi madre era actriz y llegó a ser bastante famosa en España ya que no paraba de trabajar en televisión y teatro y hay que tener en cuenta que por aquella época los años 60 – 70 solo había un canal…

Ver la entrada original 128 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Los Libros de Ani y el Fuego de la Intolerancia – 2 – Los Guerreros de la Reconstrucción Solidaria

marinacarresi

Dedicado a Ana Adarraga y su fantástica librería ALIANA que hoy se ha convertido en la mejor librería de libros de cocina de Madrid y que en mi adolescencia fue mi segundo hogar.

Foto cedida por la librería Aliana Foto cedida por la librería Aliana

Al día siguiente me acerque a la librería, los cristales del escaparate y la puerta estaban rotos, así que para proteger lo que quedaba, enviaron a una pareja de “grises”, es decir policías que por esa época vestían uniformes de color gris. Me asusté un poco porque eran ellos los que corrían con sus porras en las manifestaciones detrás de nosotros, los estudiantes, en aquella época. Poco a poco, vista la situación me fui relajando, ya que Pati el más revolucionario del grupo estaba sentado con otros amigos en una banqueta jugando al mus con los policías. Me quede muy sorprendida, por el tono amigable y cuando los policías se despidieron…

Ver la entrada original 770 palabras más

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized